Twitter, el mundo hispano y la llegada al poder de Donald Trump

El nuevo presidente de Estados Unidos ha provocado fuertes reacciones en Twitter en aquellos ciudadanos que han visto a gobernantes con estilos similares llevar a sus países al barranco. En este caso sería por efecto contiguo, opinan los tuiteros: las medidas aplicadas por Donald Trump en Estados Unidos provocarían un desastre económico y social en sus respectivas naciones.

Por Eduardo Portas @EduPortas

El sentimiento es generalizado en todo el mundo hispano, de acuerdo con los casi 14 mil tuits que recabé desde el viernes 20 de enero, fecha en que Trump asumió el poder. Desde España hasta Argentina, pasando por México, la percepción es que el estadounidenses traerá nada menos que un Apocalipsis al mundo de las formas y los pensamientos a los que los hispanos se han habituado. El desazón está ligado al cambio que propone el blondo magnate (su aspecto físico también es otro factor que provoca el rechazo de los tuiteros).

Ningún país ha resentido este cambio más que México. Desde noviembre, el impacto de Trump ha puesto al país de cabeza. Se habla de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), en vista de las declaraciones de Trump, quien ha dicho que Estados Unidos saldrá de cualquier convenio que no le convenga. Por un lado ha hecho guiños al gobierno mexicano; por el otro, ha manifestado que las empresas de su país son determinantes para su plan. Empresas, sociedad civil y gobierno, mientras tanto, repiten que México debe hacer su mejor esfuerzo para negociar con Trump y su gobierno para rescatar alguna ventaja del Tratado.

trump-panoramaatrump-panoramab

Aquellos optimistas no escucharon el discurso inaugural, en donde dijo textualmente “la protección nos dará prosperidad y fuerza” y repitió hasta el cansancio que Estados Unidos sería el primer y único factor determinante para su gobierno. Claro que hizo muchas promesas populistas. Claro que su discurso fue enfocado a los estadounidenses que le dieron la victoria presidencial. Claro que arengó por un cambio en las élites políticas y económicas de ese país. Faltaba más.

Por abajo de la mesa, sin embargo, aprovechó para pegarle a México y a China, pues “otros países se han enriquecido a costa de Estados Unidos en particular de las clases medias”. Las fronteras también fueron mencionadas peyorativamente. Son un lugar que traen problemas a los ciudadanos estadounidenses, los cuales “ganarán” más que nunca gracias a la premisa “compra lo americano, contrata a americanos”. Se prometieron riquezas, sueños, orgullo nacional y la sangre roja de los patriotas. ¿Así o más claro?

LA FILOSOFÍA VITALISTA DE TRUMP

Algunos analistas han notado que las declaraciones de Trump deben ser matizadas. Cuando habla de “protección” no se refiere al proteccionismo de antaño, sino al ajuste de aranceles para potenciar a la economía de Estados Unidos. Otros dicen que el Congreso le pondrá un freno. Otros aún opinan que ladra mucho y muerde poco.

Un grupo sumamente conocedor dice que Estados Unidos no saldrá del TLC, sino que analizará la entrada de productos que cubran ciertas cuotas de manufactura por país para proteger a las compañías de Estados Unidos que arman sus productos en cadenas regionales con artefactos e insumos de ese país y, de esa forma, lograr aplicar un arancel directo a todos aquellos bienes que estén hechos primordialmente en otros países (las famosas “reglas de origen“). Ese hecho también desincentivará a las compañías a salir de Estados Unidos para manufacturar sus bienes en otros lares. De forma paralela, el presidente asegura que recortará impuestos corporativos y al salario para impulsar la producción local.

Ante este panorama, México deberá ser sumamente cuidadoso para cuidar sus intereses, mantienen los intelectuales. El gobierno, en pocas palabras, dice lo mismo. Otros ya hablan de un “Mexit” en caso de que las negociaciones no sean satisfactorias para el país, el cual saldría de tratos que le pegarían a la cartera y al orgullo nacionales. Canadá, al parecer, verá por sus propios intereses, ajeno al cualquier daño colateral.

Los eruditos aseguran que la racionalidad hará cambiar de parecer a Trump, que sus propuestas son insolventes y que Estados Unidos acabará por morderse la cola cuando comience a ver que su poderío es, en realidad, un obstáculo para su propio crecimiento. En síntesis, que la globalización como la conocemos aún puede salvarse.

Es muy posible que dichos eruditos jamás hayan escuchado del vitalismo o la “voluntad del poder” (Der Wille zur Macht, en alemán). En dicho planteamiento, descrito por Nietzsche:

cualquier fuerza, inorgánica, orgánica, psicológica, y tiende a su autoafirmación: no se trata de voluntad de existir, sino de ser más. Es el fondo primordial de la existencia y de la vida.

Ante todo, este tipo de vitalismo (hay varios, por cierto, no solo el nietzscheano) es irracional. No guarda relación con la lógica socrática o aristotélica-tomista. Su único fin es la vida en sí, representado a través de cuatro características esenciales:

  • Irracionalidad (la racionalidad no es el único parámetro de la existencia)
  • Inconsciencia (la racionalidad no añade mayor perfección)
  • Falta de finalidad (la existencia es el único fin de todo)
  • Impersonalidad (las fuerzas chocan entre sí para auto afirmar su existencia)

Es muy posible que Trump jamás haya abierto un libro del filósofo alemán. Pero en definitiva, sabe que canaliza esas “fuerzas vitales” en sus discursos y en su propia persona. De otra forma, nunca hubiera ganado la elección. Su gran apuesta fue sumar las voluntades de sus votantes. Y lo logró. Desafortunadamente para México, dichas fuerzas contemplan pasar por arriba de la racionalidad y, hay que decirlo, de sus propios vecinos. El Ser (Estados Unidos) es su principal y único motor. No contempla compartir ese Ser, esa voluntad, con aquellos que le son diferentes. Esa es la base del orgullo nacional y de su mandato.

[A lo largo de toda su campaña, el ahora presidente utilizó al automóvil como el símbolo estadounidense a recuperar. México ha tenido un crecimiento explosivo en esa sector, según Trump, a expensas de su país, el cual relaciona su propio avance con el de los autos. De hecho, es imposible separarlos a ambos: Estados Unidos es sinónimo de automóvil. Desde esa perspectiva, parte de su orgullo nacional ha sido arrebatado por México]

México no ajeno a dicho sentimiento. Su propio nacionalismo criollo es la razón de su existencia.  Sería ingenuo pensar que la Historia no permite el cambio, tal como lo vemos ahora con Trump, y que las naciones, mediante su propia volición, olviden buscar aquello que les parece más benéfico. Los estadounidenses despertaron a esa realidad y lo pusieron en el poder. México, en cambio, aún vive anclado a su pasado inmediato: aquel que produjo el TLC y que, al menos para algunos, significó crecimiento económico. Es momento de olvidar ese sueño anclado en la voluntad de otro país y comenzar a auto-afirmarnos tal como lo hicieron otros mexicanos. Lo contrario significa un lento y seguro fracaso.

trump-ht

LAS REDES SOCIALES Y EL EFECTO TRUMP

Trump se ha convertido en el azote del gobierno mexicano. Desde su elección el pasado noviembre, el peso se ha depreciado al menos 18% por causas directamente relacionadas al estadounidense, ya sea por pura percepción o por declaraciones del mismo. La moneda se ha convertido en el niño de azotes de la globalización, pues los especuladores han reaccionado de forma sumamente quisquillosa a cualquier expresión que altere la actual relación entre México y su vecino del norte. El aumento de tasas de la Fed ha hecho de mexicanos de a pie expertos en economía. El hecho es brutal: desde mediados del 2015, entre la Fed y Trump, el peso se ha depreciado 65%, el mayor golpeteo a cualquier moneda que se mueve en volúmenes similares a la nuestra.

Es un ilustrativo caso en que la opinión pública alrededor de un fenómeno incide en la realidad y no solo eso, sino que construye una nueva realidad que nace de esa percepción. Esto no es nuevo. Los políticos han usado ese recurso desde la Antigüedad. Lo que sí es nuevo es la velocidad con que esa nueva realidad se construye. La causa ha sido mencionada hasta saciedad: el internet y las redes sociales.

La combinación de angustia y redes sociales apenas se comienza a entender. Las emociones fluyen, la irracionalidad es un lugar común y nadie parece saber cómo frenar el ataque electrónico que Trump ha enfilado contra México. Seguramente es un tema con el cual tendrán que operar las nuevas relaciones entre ambos países. Ese alto grado de incertidumbre fundamenta la nueva era Trump.

Pero no todo está perdido. La tecnología no debe provocar miedo, aunque ahora haya sido utilizado con fines perjudiciales para nuestro país. Como dijo Gandhi, todas las tecnologías de Occidente pueden ser revertidas en su propia lógica. Es decir, “incluyen su contraveneno”. El pacifista lo ejemplificó con el uso de la imprenta, la cual manipuló a su modo para que los corresponsales anglosajones que vivían en India difundieran sus ideas en Inglaterra, Sudáfrica y Estados Unidos. El resultado de dicha estrategia es bien conocido al día de hoy. La independencia puede conseguirse sin el uso gratuito de la violencia.

Desde el primer día de la elección de Trump he impulsado un boicot simbólico en contra de las compañías estadounidenses que venden sus importaciones a México. El grupo más notorio de este grupo es, claro, la comida rápida. El boicot contra ese grupo de empresas es simbólico porque su “bottom line” permanecerá sin mayor movimiento.

Lo que sí notarán, tarde o temprano, es que sus ventas han disminuido en México y la razón central de dicho movimiento a la baja es la inconformidad con la que Trump ha manejado la relación con México. La protesta es ciudadana, pacífica y simbólica. No involucra al gobierno de México, sino a miles de ciudadanos atomizados que pueden demostrar su enojo por medio de su cartera. Las redes juegan un papel importante en la difusión de esas ideas.

Desafortunadamente, la propuesta ha tenido escaso éxito. México se encuentra domesticado, tal vez mistificado, por la cultura y el estilo de vida estadounidenses. La amenaza de Trump no ha sido suficiente para alterar los patrones de consumo o de vida de la enorme mayoría de los mexicanos, los cuales han permanecido en estado de shock desde noviembre. Sus técnicas de “poder suave” han resultado exitosísimas (películas, series televisivas, propuestas de vida). Pero su “poder duro” (aranceles, cuotas de importación, barreras físicas, poderío militar) comenzará a ser sentido desde ahora.

trump-rt1
Los mensajes más retuiteados, una mezcla de hechos y humor.

trump-rt2 trump-rt3

LOS TUITEROS DEL MUNDO HISPANO QUE MÁS INFLUYEN EN LA PERCEPCIÓN ALREDEDOR DE TRUMP

Como es común en este tipo de actos, los medios tradicionales dominaron la tuitósfera. Pero en este blog busco que la información publicada sea útil para las personas, no solo para las empresas. Por eso he tomado la decisión de enumerar a las 10 cuentas personales que lograron mayor alcance desde el viernes pasado y hasta la publicación de este texto alrededor del tema Trump.

En este caso, busqué tuits relacionados con los siguientes hashtags o palabras clave: “LlegaTrump”, #TrumpPresidente, #SoyTanMexicanoQue, #MiCountryTuCountry,#MexicoUnidoYFuerte, #SomosMásFuertesCuando, “Peña y Trump”, “Trump TLC” y TLCAN.

Llama la atención que los hashtags con llamado nacionalista provocaron un efecto moderado en Twitter. Por mucho, lo que se respira es la decepción y la incertidumbre.

Los días que nos quedan del mes traerán algunas reuniones entre funcionarios de México y Estados Unidos y culminarán con una visita del presidente Peña Nieto a ese país. El tema seguirá muy movido, pero al menos así se percibe de entrada, las cartas van en contra de los mexicanos.

Los 13, 600 mensajes se encuentran aquí -> Descargar.

Las 10 cuentas hispanohablantes con mayor alcance en este tema son:

  1. @CarlosLoret (64.7 millones de impresiones)
  2. @DeniseDresserG (3.3 millones)
  3. @nelsonbocaranda (2.5 millones)
  4. @el_viejopaulino (1.4 millones)
  5. @ElPsicoanalista (1.1 millones)
  6. @soyMargarito (1 millón)
  7. @Mr_VivaYolo (711 mil)
  8. @SPIDERMEME_ (662 mil 800)
  9. @kdartigues (598 mil 900)
  10. @norcoreano (585 mil 600)

trump-cuentas1 trump-cuentas2 trump-cuentas3 trump-cuentas4 trump-cuentas5 trump-cuentas6

Todos los derechos reservados. Eduardo Portas 2017. Cualquier reproducción de este texto queda prohibido por las leyes de Derecho de Autor. Si quiere hacer uso de un extracto de este texto, por favor contacte a @EduPortas

Published by

EduPortas

Historiador y periodista. Doy clases en la Ibero y la Anáhuac. Me gustan los peces.

3 thoughts on “Twitter, el mundo hispano y la llegada al poder de Donald Trump”

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s