Meade vs. López Obrador vs. Anaya vs. Zavala vs. El Bronco | Semana 22 | Del 1 al 7 de mayo

A medida que se acerca la elección federal solo una cosa es segura: la sociedad mexicana se ha polarizado en dos grandes grupos políticos.

Por Eduardo Portas @EduPortas

La división es notoria. Están aquellos que votarán por López Obrador y todos los demás. El problema para todos menos AMLO es la fragmentación del voto. Es un asunto utilitario, tanto así que no pasa un día en que algún miembro del PAN, PRD o PRI, o sus respectivos candidatos presidenciales, niega rotundamente que piensa declinar a favor del otro. El impasse les podría costar la elección y están dispuestos a llevarlo hasta el extremo para conseguir una negociación más favorable mientras más nos acercamos al 1 de julio. Hacerlo ahora sería venderse barato. Hay que esperar, como se ha hecho en todas las elecciones, hasta el último momento antes de llamar al voto útil.

Ojo, esto no es una alianza. Es simplemente una declinación a favor de otro candidato o en todo caso un llamado a votar por él. Lo de las alianzas ya no es posible por las fechas reglamentarias del INE. Pero lo segundo sí es viable. De no hacerlo Anaya o Meade, estoy casi seguro que los dos independientes sí lo harán. Detrás de la utilidad hay conveniencia: un cargo en el gobierno al cual se apoyó en caso de ganar la Presidencia.

Más allá de quien resulte victorioso, la realidad es que el proceso electoral ha dejado al país completamente dividido. Los pro-obradoristas serán catalogados como chairos, izquierdosos, neo-marxistas, absolutistas, mesiánicos, fanáticos, dictadores durante los próximos seis años si gana su candidatos. Todos los demás, aquellos que voten por cualquier otros candidatos, inevitablemente serán tachados de reaccionarios, mochos, capitalistas, conservadores, miedosos y agachones. Así está cosa en México al día de hoy.

El gran tema de la próxima elección será, sin duda, el cambio constitucional para permitir la segunda vuelta en la elección presidencial. En caso de perder este proceso presidencial, aquellos que comulgan con la continuidad y una economía netamente neoliberal–principalmente los grandes empresarios–empujarán por todos lados para incentivar ese cambio. El esquema actual fragmente el voto de forma irremediable y basta tener un candidato que apele a los extremos para hacer una elección de todos contra uno, aunque los demás candidatos (Meade, Anaya, Zavala y El Bronco), sean básicamente lo mismo, muy a pesar del esfuerzo del equipo de no-priista (Meade) por enviar a Anaya al mismo extremo que AMLO. La táctica se ve escasamente viable, pues la base para dicho razonamiento es infundada (desde hace 25 años PRI y PAN comulgan en la misma escuela de liberalismo económico).

El problema mexicano es mucho más grave, claro, y no es particular. Va hacia la raíz del mismo modelo liberal y aquello que lo define. Me refiero a la esfera pública. Cuando ésta es despedazada por los avances tecnológicos que fomentan la banalidad y superficialidad, la esperanza de una democracia robusta sale por la ventana. Peor aún cuando esa misma esfera pública tiene apenas unos débiles asentamientos de apenas unas cuantas décadas, justo como sucede en México.

El propio Habermas lo explica de forma más elegante en esta entrevista con El País publicada el 6 de mayo del 2018.

Desde Heinrich Heine, la figura histórica del intelectual ha ganado altura de la mano de la esfera pública liberal en su configuración clásica. Sin embargo, esta vive de unos supuestos culturales y sociales inverosímiles, principalmente de la existencia de un periodismo despierto, con unos medios de referencia y una prensa de masas capaz de dirigir el interés de la gran mayoría de la ciudadanía hacia temas relevantes para la formación de opinión política. Y también de la existencia de una población lectora que se interesa por la política y tiene un buen nivel educativo, acostumbrada al conflictivo proceso de formación de opinión, que saca tiempo para leer prensa independiente de calidad. Hoy en día, esta infraestructura ya no está intacta. Si acaso, que yo sepa, se mantiene en países como España, Francia y Alemania. Pero también en ellos el efecto fragmentador de Internet ha desplazado el papel de los medios de comunicación tradicionales, en todo caso entre las nuevas generaciones. Antes de que entrasen en juego estas tendencias centrífugas y atomizadoras de los nuevos medios, la desintegración de la esfera ciudadana ya había empezado con la mercantilización de la atención pública.

¿Qué se buscó de los candidatos esta semana?

AMLO: la entrevista realizada en el programa Tercer Grado, de Televisa, dio mucho de que hablar por el tono tranquilo y moderado del camaleónico tabasqueño. También llamó la atención su particular llegada en moto al centro Bancomer de Santa Fe, con lo cual seguramente ganó el favor de muchos por su sencillez y espontaneidad. En muy tercer lugar estuvo el desafortunado tuit del periodista Ricardo Alemán que, en esencia, llamó al asesinato de AMLO.

Screen Shot 2018-05-06 at 7.00.54 PM

ANAYA: lo más buscado fue “voto útil” y después preguntas genéricas a Google como su agenda o sus propuestas de campaña. Llama la atención lo del voto útil como primera búsqueda, sin duda. Hay un importante interés del mexicano por ese tema en la primera semana de mayo.

MEADE: el tema central fue la llegada de René Juárez como sustituto de Enrique Ochoa a la dirección del PRI. En teoría, el cambio significó un relanzamiento de la campaña de Meade y un regreso-aceptación del partido que lo postuló. La intención, dicen, es fortalecer al candidato vía la ruta tradicional del PRI: a nivel de calle. Ya veremos si le ayuda a remontar. Pero más allá de eso, las siguientes búsquedas dejaron muy mal parado al candidato no-priista. Increíblemente, continúa la búsqueda de Gloria Rojas, la supuesta amante de Meade, un tema que detectamos en este blog desde hace meses y que, por alguna razón, sigue en la mente del mexicano a pesar de no tener una base factible. Después hay varias búsquedas interesantes como “meade se retira”, “meade renuncia”, “declinación de meade” y el lugar que Meade ocupa en las últimas encuestas.

ZÁVALA: ninguna búsqueda clara, salvo las relacionadas con mítines del día (Anuies) y sus propuestas.

El BRONCO: lo mismo que Zavala, muy poca claridad después de las absurdas declaraciones del primer debate (mochar manos).

¿Y cómo van las cifras hasta ahora?

Según Google Trends, AMLO continuó con su dominio absoluto en cuanto a popularidad versus los demás candidatos:

AMLO:  41 puntos

ANAYA:  6 puntos

MEADE:  6 puntos

ZAVALA: 2 puntos

El BRONCO: 1 punto

Nos vemos pronto.

Todos los derechos reservados. Eduardo Portas 2018. Cualquier reproducción de este texto queda prohibido por las leyes de Derecho de Autor. Si quiere hacer uso de un extracto de este texto, por favor contacte a @EduPortas.

 

Published by

EduPortas

Historiador y periodista. Doy clases en la Ibero y la Anáhuac. Me gustan los peces.

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s