Esto buscaron los mexicanos en Google durante el segundo debate presidencial

El segundo debate presidencial fue más ágil y centrado que el primero, sin duda, pero los candidatos volvieron a caer en provocaciones. No faltaron las ocurrencias y el humor involuntario.

Los dos temas centrales de este debate, en teoría, fueron Relaciones Exterior y Combate al Crimen Transfronterizo. Pero en realidad eso fue un decir. La verdad es que los candidatos se fueron por la tangente desde los primeros minutos del mismo y macharon hasta la saciedad lo que hemos sabido de ellos durante meses.

López Obrador sigue utilizando la cruzada de la “autoridad moral” para resolver cualquier pregunta que se le haga. “Lo más humano y eficaz es combatir la pobreza”, “hacer de lado a la mafia del poder”, dijo en varias ocasiones. Ese discurso metafísico le ha servido hasta ahora y no tiene por qué cambiarlo. Hizo eso en el debate y, a pesar de que los tres otros candidatos lo atacaron constantemente, se contuvo la mayor parte del tiempo.

Pero no resistió. En este segundo debate bajó su nivel, justo el objetivo de los atacantes. Aunque parezca una tontería, lo del insulto de “Ricky Riquín Canallín” a Ricardo Anaya ha sido el tipo de reacciones que le han quitado votos en el pasado. Anaya lo sacó de quicio y respondió con una burla, no con hechos.

Y sí, aunque los datos de sus contrincantes sean “versiones alternativas” de los hechos que él defiende, los mexicanos pronto olvidarán la razón de la gresca y se quedarán con la imagen de su respuesta: una agresión ante un adversario político. PAN y PRI lo usarán para acusarlo de intolerancia, como lo hemos visto en el pasado. De hecho, López Obrador sacó un libro hechizo sobre las “Mentiras de Anaya” para demeritar al joven candidato. De nuevo, más gasolina para sus adversarios políticos.

No debe sorprender, entonces, que López Obrador resultó el centro de interés en este segundo debate. Los datos están ahí, según Google Trends. La hora de mayor actividad del mismo fueron las 23:20 horas de la Ciudad de México (10:20 en Tijuana, sede del mismo).  ¿Qué tema saltó? El no-abrazo que poco antes El Bronco había tratado de hacer con el propio López Obrador para suavizar las acusaciones de corrupción entre AMLO, Anaya y Meade. Al final, AMLO ni lo abrazó ni le firmó un papel para renunciar al dinero público que recibe su partido Morena (supuestamente unos 3 mil millones de pesos desde que nació). Pero el gesto fue particularmente teatral, pues se vio como el tabasqueño, por unos segundos, trató de acercarse a Meade, a quien tenía al lado.

Por lo demás, lo más discutido del este segundo debate fueron las “viejas ideas” de AMLO, punto en que insistieron Anaya y Meade. Esos dos han abrazado el discurso del Progreso neoliberal de la mano del mercado para la solución de todos los problemas, ideología que AMLO rechazó constantemente en este encuentro. López Obrador, por cierto, no dejó de tener el detalle de guardarse la cartera cuando Anaya se le acercó. Esto fue en la primera hora del debate, mucho antes de que lo llamara “Ricky Riquín Canallín”, ya en la segunda hora, cuando el panista lo había sacado de quicio. Los dos, además, se metieron con las familias: Anaya mencionó a los hijos de López Obrador y el tabasqueño hizo lo suyo para recordarle que había vivido con su familia afuera del país. Anaya también criticó que Meade haya estudiando en el extranjero y que uno de los hijos de López Obrador haya estudiado en España.

Esos “hechos alternativos” tienen que ver más que nada con las inversiones en la Ciudad de México durante el mandato en la Ciudad de México (2000-2006). Según Anaya, las inversiones bajaron. Según AMLO, subieron. El segundo tiene los números de la Secretaría de Economía; el primero, los del INEGI. Pero el panista argumenta que en esa cifra se incluye la venta de Bancomer y Banamex a entidades extranjeras, cifra que descuadra cualquier promedio y se atribuyó al Distrito Federal, en su momento, por ser el domicilio fiscal de ambos bancos. López Obrador insistió que no era cierto.

La habilidad del panista se vio desde su primera intervención, hay que decirlo. No se puede decir lo mismo del ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. A Ricardo Anaya se le vio caminando por toda la sala, hablando directamente a la cámara y haciendo énfasis en los puntos clave de su mensaje. Aún así, no quiso enfrentarse directamente con Trump cuando se le preguntó del tema; tampoco lo hizo Meade. El propio tabasqueño dijo en varias ocasiones que Estados Unidos es un pueblo amigo y que, otra vez, los problemas de migración se resolverían al solucionar los problemas internos de corrupción.

Meade se vio mucho mejor que en el primer debate. Como Anaya, tomó el suelo y ofreció un discurso bien preparado y articulado. Aprovechó para atacar a AMLO en algunas ocasiones (Nestora Salgado), pero no se desvió de los temas que él más conoce: relaciones exteriores, comercio con Estados Unidos y acuerdos transnacionales. Por mucho, fue el más preparado de los cuatro aspirantes. Su discurso sigue siendo el del Progreso y de la infraestructura para resolver todos los problemas de México, lo cual no ha resultado hasta ahora. Tal vez este segundo debate cambie la percepción de la gente.

El Bronco sacó ocurrencias: mochar manos, hacer de Chiapas la nueva California, expropiar Banamex y lo que mencioné arriba de hacer las paces con el competidor político.

Screen Shot 2018-05-20 at 11.44.48 PM
El pico de interés dell debate sucedió a las 23:20 horas de México. La linea azul representa la popularidad de López Obrador. En amarillo, Ricardo Anaya.

 

 

El debate según Google Trends

Más allá de los 2 millones 500 mil tuits enviados durante el debate, según la propia transmisión del INE, diversos temas “pegaron” más que otros. Pero antes de revisarlos, los números sobre la popularidad de los cuatro candidatos en Google Trends durante el acto de este domingo por la noche:

AMLO: 30

ANAYA: 11

MEADE: 8

EL BRONCO: 1

El horario, en definitiva, no ayudó. Pero aún así hubo algunos buenos insights:

Sobre AMLO lo más buscado fue: cuando se le acercó Anaya y el tabasqueño guardó la cartera; la venta de Banamex (que realmente propuso El Bronco, no López Obrador, pero a decir verdad es una propuesta que a los mexicanos no les extrañaría escuchar del sureño); la venta de Bancomer; y la edad del candidato. Para estas alturas del debate los candidatos Anaya y AMLO ya se habían calificados mutuamente como “farsante” y “mentiroso”.

Screen Shot 2018-05-21 at 12.41.20 AM

Sobre Anaya, lo más buscado fue: su vivienda de Atlanta, el sitio en donde estudian sus hijos, la edad y altura del panista, Ricky Ricón (7 de 10), y memes del mismo tema.

Screen Shot 2018-05-21 at 12.45.28 AM

De Meade fueron las búsquedas sobre su edad, sus problemas de piel, “alf”, la historia familiar de su padre.

Screen Shot 2018-05-21 at 12.46.15 AM

Del Bronco, de nuevo, la búsqueda más repetida fue aquella relativa al asesianto de su hijo.

Nos vemos pronto.

Todos los derechos reservados. Eduardo Portas 2018. Cualquier reproducción de este texto queda prohibido por las leyes de Derecho de Autor. Si quiere hacer uso de un extracto de este texto, por favor contacte a @EduPortas.

Published by

EduPortas

Historiador y periodista. Doy clases en la Ibero y la Anáhuac. Me gustan los peces.

2 thoughts on “Esto buscaron los mexicanos en Google durante el segundo debate presidencial”

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s