¿Es López Obrador un bully? (Semanas 25-26 | Del 21 de mayo al 4 de junio)

El efecto Trump cambió la política mexicana de manera profunda e irreversible. El efecto de ese nuevo paradigma ha sido aprovechado por López Obrador.

4 de junio del 2018.- No es que los otros candidatos sean blancas palomas, pero uno de ellos se diferencia del resto cuando se refiere a sus diversos adversarios políticos y sociales. Me refiero claro a López Obrador, quien está en la antesala de un cambio histórico que México nunca ha visto.

Los columnistas más conservadores lo notaron hace varios años, de hecho, desde que fue Jefe de Gobierno del DF (2000-2006). El modus operandi siempre es el mismo: deslegitimar a los grupos y a las personas que no representan sus intereses particulares. Durante años se le tachó como un loco. Pero a menos de un mes de las elecciones presidenciales, López Obrador ha repetido hasta el cansancio que no modificará su discurso de bipolaridad social que repite cualquier estudiante de primer semestre de filosofía cuando lee a Marx por primera vez. En México las clases sociales están tan remarcadas que duelen. Cualquier persona racional así lo percibe cuando pasa unos días en nuestro país. López Obrador, si todo sigue como ahora, será el primer presidente de la historia de México en llegar al máximo cargo gracias a ese discurso de diferenciación social.

En pocas palabras, el cambio que propone no es solo político, sino social, como bien notó un historiador esta semana. Es el cambio presidencial más fuerte de la historia reciente mexicana. Los columnistas más sensibles lo ven ya como algo obvio: la combinación de violencia, inseguridad, crisis económica, además del desprecio con el que los gobiernos neoliberales han tratado a las clases subordinadas hacen imposible su sostenimiento. Para ellos, el cambio no es solo obvio, sino moralmente válido. De ahí el pavor de buena parte de los empresarios mexicanos (Larrea et al).

Screen Shot 2018-06-04 at 8.35.01 PM.png
Una de las búsquedas más populares de los últimos días en Google Trends.

Muy bien, ¿pero qué de la persona que encarna ese cambio? Como dije arriba, gracias a su lengua de fuego se ha colocado como el favorito en las encuestas. Ninguno de los otros candidatos le llega a los tobillos en cuestión de naturalidad, facilidad de palabra y espontaneidad. Eso es un hecho.

El segundo debate es el mejor ejemplo de esa afirmación. Ante los argumentos de sus rivales políticos, López Obrador atinó a bautizar al del PAN-PRD como “Ricky Riquín Canallín”, en referencia a su estilo de vida y su sospechosa posesión de bienes. Nada más de ese debate importó a la gente. Las encuestas más recientes de El Financiero y Reforma, de hecho, aumentaron la ventaja de López Obrador sobre los otros tres. Ante el vituperio, la salida en hombros. Yo aposté a que AMLO bajaría en popularidad por el desastroso papel argumentativo que tuvo en ese segundo debate. Ningún “experto” lo dio como ganador. Aún así, dos semanas después, creció en las preferencias electorales y ya suma más del 50% de la intención de voto con respecto a Anaya y Meade (empatados) y El Bronco.

Screen Shot 2018-06-04 at 8.39.29 PM
Meade tuvo que auto-generar un meme de su propia mala suerte.

La causa de la subida en popularidad la tiene Trump, el rey de los “straw man arguments”. Con eso me refiero a los argumentos parciales que se usan para desmontar argumentos completos. Se busca horadar al contrario, tanto en su persona como en su tren de pensamiento entero. Cuando un político usa esa estrategia argumentativa y añade insultos al contrario, el resultado es lo que vemos ahora en Estados Unidos. En el fondo, como expliqué en este espacio el día que Trump tomó posesión, se trata de una filosofía vitalista. En este caso, lo único que importa es el resultado final, sin reparar en los detalles o las formas de la política tradicional. Imponerse frente al otro y que las fichas caigan donde tengan que caer, sea cual sea la consecuencia (TLC, aranceles, odio contra migrantes, etc).

Muy a la mexicana, López Obrador ha repetido esa estrategia. Los medios han sido sus mejores aliados, muy a pesar de las constantes advertencias que un ejército de columnistas han hecho sobre él.

La democracia se basa en un supuesto generoso: todos los hombres son iguales. Honra nuestra humanidad y nuestro proyecto de sociedad pensar que lo son. Esto significa que la voz del santo o la del sabio valdrán exactamente lo mismo que la voz del desgraciado. Pero si sabemos que, por cada santo, hay en promedio tres mil desgraciados, ¿acaso esto significa que siempre ganarán los peores?

La cita no es de un pensador derechista, sino de la filósofa sirio-mexicana Ikram Antaki (“La democracia y la demagogia”), que se puede llamar todo excepto conservadora. López Obrador ha aprovechado esas virtudes que comenta la escritora: libertad de prensa, libertad económica y libertad de pensamiento, esenciales en cualquier democracia. Pero ha olvidado el tema central que enfatizaba Antaki: la democracia solo funciona cuando hay contrapesos institucionales que le hacen frente a líderes carismáticos que intentan subvertir el orden democrático. ¿Por qué? La razón está en la lengua de López Obrador. Es un excelente personificar del golpeteo indirecto y del condicionamiento de las masas con su técnica oral: dice sin decir, acusa sin comprometerse, afirma al negar (“Ya sabes quién”, “la Mafia del Poder”, “El Innombrable”, “No voy a hablar de esos empresarios corruptos”, etc). Los griegos le llamaron a esta técnica apophasis, la cual usaron también las grandes figuras públicas de Roma, tanto de la res pública como del Imperio, y hasta Shakespeare hace mención de ella. Es una técnica que solo pueden usar expertos y debe usarse con cautela, pero funciona muy bien en poblaciones que logran convencerse para obtener un resultado concreto.

López Obrador está a punto de capitalizar esa figura retórica, al igual que lo hizo Trump. Sería la primera vez que alguien logra dicha hazaña en nuestra joven nación.

Screen Shot 2018-06-04 at 8.29.08 PM

¿Qué se dijo en Google Trends de los candidatos?

Pocas sorpresas, tal como hemos repetido hasta la saciedad desde noviembre pasado y como lo reflejan las encuestas. Meade y Anaya empatados, El Bronco muy abajo.  Los resultados completos están aquí. La fecha de análisis va del 25 de abril al 4 de junio.

AMLO: 55 puntos

ANAYA: 11

MEADE: 9

EL BRONCO: 1

Screen Shot 2018-06-04 at 8.43.26 PM
El interés de los mexicanos sobre Anaya se centró en la verdad o falsedad de su “paso de la muerte”, una suerte charra que se hace cuando se pasa de “un caballo manso a la yegua ‘bruta’, para después aguantarle los reparos sosteniéndose solamente de las greñas hasta que esta se detenga”, según decharros.com. Basta decir que el truco requiere mucha pericia.

Lo más buscado en cuestión de búsquedas  en Google se ve así (estoy colocando las búsquedas de los últimos siete días para no incluir la “contaminación” de las búsquedas hechas pos-debate, las cuales ya fueron analizadas en este otro post):

AMLO: “amlo Rolling Stone” (portada de revista), “amlo incita a robar”, amlo encuesta reforma, german larrea, “onu apoya a AMLO”, “crockett & jones amlo” (fake news sobre unos supuestos zapatos de lujo que lleva), “empresarios contra amlo”.

Meade: “meade se cae”, “memes caída meade”.

Anaya: “Ricardo Anaya paso de la muerte” (analistas de un video en donde supuestamente  no hace un paso de caballo a caballo, tal como lo presume el panista), “felipe calderón twitter”, “ricardo anaya charro”, “encuesta reforma”, “pedro ferriz de con” (apoyo abierto del comunicador al panista), “mamá de ricardo anaya”.

El Bronco: “jaime rodriguez gutierrez hijo del bronco”, “muere hijo de jaime rodriguez calderon”, “propuestas el bronco”.

Nos vemos pronto.

Todos los derechos reservados. Eduardo Portas 2018. Cualquier reproducción de este texto queda prohibido por las leyes de Derecho de Autor. Si quiere hacer uso de un extracto de este texto, por favor contacte a @EduPortas.

Published by

EduPortas

Historiador y periodista. Doy clases en la Ibero y la Anáhuac. Me gustan los peces.

Comenta!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s